Entre ARENA y HORMIGÓN

Entre ARENA y HORMIGÓN

La fotógrafa y estilista Karine Candice Köng habla de su vivienda minimalista de ensueño CASA PYLA en la costa atlántica francesa.

La arena resplandece al sol de la mañana. Las cañas se mecen en una suave brisa y por detrás riela el Atlántico. Tras pasar 23 años en la agitada urbe londinense, Karine Candice Köng volvió a su Francia natal, a un lugar de la costa atlántica junto a Burdeos. A tan solo dos minutos de la playa de Le Moulleau, la fotógrafa y estilista ha establecido su refugio, que es a la vez hogar y lugar de trabajo creativo: CASA PYLA. Gracias a la visión de Karine, de una antigua villa junto al mar, salió una vivienda minimalista de ensueño. Con la instalación de BORA Pure, la cocina cumple los requisitos tecnológicos más modernos además de los estéticos de acuerdo con la idea de diseño de Karine. Un lugar que comparte encantada: CASA PYLA está disponible para reservas de profesionales creativos para sesiones fotográficas o talleres, y durante los meses de verano, Karine alquila su casa a través de Airbnb a turistas.

Texto: AYLA AMSCHLINGER

Fotos: STEPHANIE FÜSSENICH

Lo viejo se convierte en nuevo

«Este es ya mi cuarto proyecto en el que cambio radicalmente una casa entera. Aquí quería crear mi nuevo hogar, algo contemporáneo y muy moderno. La verdad es que estaba cansada de reformar casas.» Con una taza de té delante, Karine abre su portátil en la cocina y sonríe. «Yo habría preferido comprar un trozo de tierra y simplemente poner encima un cubo. Voilà, ¡listo! Al principio, cuando el agente inmobiliario me enseñó esta propiedad no me gustó nada. CASA PYLA es verdaderamente una casa muy antigua, estaba atestada de chismes y muebles horrorosos, era muy oscura y desasosegante. O sea, justo lo contrario de lo que a mí me gusta», dice Karine moviendo la cabeza. Como fotógrafa, busca la luz natural y colores neutros; su estética limpia se extiende a sus trabajos, lookbooks y redes sociales. Pero la cercanía a la playa fue decisiva para que al final se decidiera a comprar la casa. Desde entonces no ha dejado ninguna habitación sin tocar. Solo se mantuvieron los muros exteriores y la escalera de madera.

Colores neutros y luz natural unidos a unas líneas claras y hormigón pulido

Al igual que en su antigua casa de Londres, Karine hizo por su cuenta junto a su marido el proyecto para las distintas fases de la reforma. No dejó ningún detalle al azar: en su blog BODIE and FOU se pueden ver todos los pasos de la transformación de CASA-PYLA. «Para mí, lo más importante era que entrara mucha luz natural en la casa. Por eso añadimos, por ejemplo, aquí en la cocina otra ventana», explica Karine. «La hicimos relativamente alta para no estar expuestos a miradas de los vecinos y mantener nuestra privacidad. En todas las casas en las que hemos vivido hasta ahora, intentamos incorporar tecnología de vanguardia o utilizar otros materiales. Así pues, BORA se adaptaba perfectamente a nuestro concepto.» Después de una cocina completamente blanca en Londres, Karine eligió esta vez unos tonos suaves y mates para una zona abierta de cocinacomedor, así como unos materiales más robustos. «¡Esto lo aprendí después de tres cocinas reformadas! La madera es muy bonita de ver, pero no es práctica como encimera. La piedra acrílica como el Corian me encanta por su agradable sensación al tacto. Pero es propensa a mancharse rápidamente. Ahora, tanto el suelo de la cocina como la encimera son de hormigón pulido. Durante los próximos meses veremos qué tal funciona.»

Minimalismo lleno de vida

El sentido estético de Karine une un elegante minimalismo con un particular toque francés. Incluso para las necesidades prácticas del día a día encuentra soluciones perfectamente acabadas. Las habitaciones de CASA PYLA pretenden ser un lugar de descanso a la par que talleres creativos. «Contrariamente a todo minimalismo, el espacio de almacenaje es para mí absolutamente importante. Así la casa se ve ordenada y limpia. Una no puede deshacerse de todo, ni siquiera como persona minimalista», admite Karine. Precisamente en la cocina, la forma y la función deben ir de la mano cuando Steve, el marido de Karine, se pone a los fogones para preparar la cena. «Yo no soy muy buena cocinera, pero a mi marido le fascina cocinar.» Karine pasa la mano por la encimera y señala la isla de cocina. «Le encanta asar la carne a fuego muy fuerte, y eso genera mucho humo. Los techos de la cocina son muy altos, de más de tres metros. Una campana extractora gigantesca colgando del techo habría molestado enormemente en la habitación. Con el sistema de extracción de superficie integrado de BORA Pure estoy entusiasmada, también en lo que respecta al diseño.»

Un lugar en el que se juntan todos

Unir la cocina y el comedor, y planificar la cocina como un lugar creativo era clave para Karine. Toda la familia se reúne varias veces al día en torno a la larga mesa de comedor. «¡Nos encanta comer y hablar de comida!», exclama. Habrá personas que quizás vean esto raro: entre julio y agosto, Karine alquila la casa completa, y durante todo el año, los profesionales creativos pueden reservar por días las espaciosas salas. Para los talleres y eventos también está abierta la cocina de CASA PYLA. El marido de Karine, Steve, ha instalado su oficina en casa en el piso de arriba; en cambio, la fotógrafa suele trabajar con su portátil en la mesa del comedor. «¡Aquí tengo mi oficina! Al trabajar desde la mesa de comedor, puedo levantarme cuando me apetezca para hacerme un té. Me bebo fácilmente ocho tazas al día», dice Karine riendo.

En casa entre la naturaleza y las propias cuatro paredes

Los días muy luminosos, CASA PYLA reluce como un grano de arena clara mientras en el fondo se oye el batir de las olas. «Aquí cada día es como un día de vacaciones», dice Karine. «Habito, vivo y trabajo en esta casa. Para mí, mi casa es el lugar que me ofrece inspiración visual y donde me puedo sentir a gusto. Así que es lo mejor de cada mundo.» Después de más de un año de obras, Karine va a cambiar de momento la brocha por su cámara fotográfica. Captar la luz y las olas del Atlántico… Estas últimas preferiblemente subida a una tabla de surf.

Dentro de BORA

Dentro de BORA