Schreinerei_Singer_BORA_Basic_II.jpg Schreinerei_Singer_BORA_Basic_II.jpg

Cocinas negras - en la senda de la tendencia del diseño

¿Es el negro el nuevo blanco? Cocinas totalmente en negro: aunque en los últimos tiempos se ven con cada vez más frecuencia, siguen diferenciándose de la corriente mayoritaria de frontales de cocina claros. Siguiendo la pista de la nueva tendencia, hemos examinado de cerca dos diseños de cocina.

referenzen_gruener_privat28_07.jpg referenzen_gruener_privat28_07.jpg

Elegante, seguro, misterioso… El negro despierta en nosotros diversas asociaciones. El (no) color es sinónimo de categoría, valor e individualidad. La mujer siempre está elegante con el clásico «vestidito negro» y, una limusina, si es negra, parece el doble de lujosa que en blanco. El negro es además atemporal, nunca pasa de moda.

Schreinerei_Singer_BORA_Basic.jpg

Pero hasta ahora, ni siquiera los amantes confesos de los colores oscuros se atrevían a decorar totalmente en negro su vivienda. Las notas oscuras sí que se aceptaban, pero según muchos interioristas expertos, poner en negro los frontales completos de los muebles o incluso toda la cocina produce un efecto agobiante, abrumador, demasiado sombrío. «¡Tonterías!» O eso al menos piensa Marco Singer, que con el equipo de su estudio Schreinerei Singer de la ciudad alemana de Espira ya ha hecho algunas cocinas en negro que atrapan todas las miradas. «Que el negro hace más pequeño el espacio es un cuento. Una estancia en negro puede quedar fantástica y no tener un efecto agobiante en absoluto si el espacio en sí y el plan que subyace son buenos», afirma el ebanista. Así lo ve también la interiorista Sarah Henner, que con el equipo proyectista de Grüner GmbH ha terminado igualmente algunas cocinas y decoraciones de interior totalmente en negro. No obstante, puesto que las superficies oscuras no reflejan tan bien la luz como las claras, «en una cocina negra debe prestarse especial atención a que entre mucha luz y que la iluminación sea buena.

 

referenzen_gruener_privat28_06.jpg

Un principio de diseño, que se refleja en la «black kitchen», desarrollado por los interioristas de Grüner para un matrimonio de arquitectos que dan mucha importancia al diseño y la calidad. «Los clientes querían en su nueva casa una cocina moderna y oscura, pero que no tuviera un efecto macizo y sombrío. Esto suponía todo un reto de diseño.» Para hacer más ligera y liviana la cocina lineal negra, los proyectistas apostaron por menos armarios superiores altos de lo habitual. En lugar de colocar estos a la altura de la cabeza, los ubicaron arriba del todo, bajo el techo. De este modo se consiguió un nicho amplio entre los armarios superiores y la encimera, dividido por una repisa afiligranada. Dos filas de luces LED que recorren todo el nicho ofrecen un juego de luz cálida sobre la superficie oscura, lo que da al conjunto un aspecto confortable y muy moderno a la vez. «Asimismo, un elemento divisorio debía delimitar la gran zona abierta de la cocina, comedor y salón sin quitarle a esta el efecto de espacio abierto», explica la interiorista Sarah Henner. La inteligente solución del equipo de proyecto: un bloque monolítico en el centro frente a la clásica cocina lineal que reúne en sí mismo la mesa de comedor, electrodomésticos y mucho espacio de almacenaje para libros (de cocina). Para que dicho elemento divisorio no resultara excesivamente macizo, simplemente se hizo sobresalir hacia la habitación una parte de la tabla de la mesa fijada en el bloque central. Se prescindió completamente de patas para la mesa.

 

«Los clientes querían en su nueva casa una cocina moderna y oscura, pero que no tuviera un efecto macizo y sombrío. Esto suponía todo un reto de diseño.»

referenzen_gruener_privat28_08.jpg

Debido al diseño abierto del salón, los propietarios querían como es lógico un sistema extractor silencioso y eficiente. Asimismo, la placa de cocción debía ir en sintonía con el diseño diáfano del entorno de la cocina. Eligieron BORA Basic, que cumple todas esas condiciones. El anillo de acero inoxidable que rodea el extractor de superficie pone una nota más clara, así como el grifo en el fregadero y la mesa de auténtica madera recuperada de roble, que toma la tonalidad del parqué. Esto contrasta con el tono oscuro que se mantiene en todos los frontales de los armarios y encimeras, y aporta al conjunto el toque especial. Para conseguir la impresión de unidad óptica, el equipo de Grüner aplicó otro truco de interiorismo, como explica Sarah Henner: «Los agujeros en la madera de la mesa de comedor se han rellenado en negro. Es el detalle final de la idea general.» Así, el color negro de fondo se extiende por toda la decoración interior, interrumpido en algunos puntos por los colores claros de otros materiales y objetos que captan la atención.

 

Schreinerei_Singer_BORA_Basic_III.jpg

En cambio, la cocina que ha creado el estudio Schreinerei Singer para una joven familia realmente es entera en negro. La pareja, aficionada al diseño, se había decidido firmemente por una cocina en negro mate cuando renovaron su apartamento en un edificio antiguo de Fráncfort. Marco Singer lo cuenta: «Últimamente hacemos muchos proyectos de cocina en negro que siempre llevan algún detalle destacado en madera o en otro color. Pero en este proyecto se dejó claro desde primera hora que la cocina debía ser completamente negra.» Es un alivio que actualmente también haya electrodomésticos en negro. En sus cocinas, Singer instala casi exclusivamente placas de cocción BORA con sistemas de extracción del vapor hacia abajo; por convicción, como él mismo recalca.

 

«Barnizando es imposible conseguir un color así de mate.»

Esto también se aplica a los muebles de cocina. Se terminaron con una superficie en el innovador material estratificado Fenix NTM; el diseñador de cocinas Singer afirma que no hay ningún material más mate para superficies en negro. «Barnizando es imposible conseguir un color así de mate.» Además, una variante barnizada es también considerablemente más delicada que el recubrimiento en Fenix, que parece ser inmune tanto a huellas dactilares como a arañazos. «Si dejas un llavero con llaves sobre una superficie negro-mate barnizada, ya tienes arañazos al canto. Esto no ocurre con las planchas Fenix NTM», explica. El único elemento de esta cocina diseñada en el estilo clásico lineal, sin isla ni mostrador, que no es negro es el fregadero por motivos técnicos. Actualmente sí existen fregaderos resistentes en negro de materiales compuestos, aunque todos ellos reflejan la luz con un pequeño destello. Pero tanto los clientes como los proyectistas estaban de acuerdo en que no hubiera nada brillante en la cocina. Sin vacilar, hicieron de la necesidad virtud e instalaron un fregadero gris claro mate que pone el contrapunto armónico en el entorno oscuro.

Marco Singer está convencido, incluso después de haber hecho en negro cuatro de sus últimas diez cocinas, de que las personas que se ponen una cocina negra sobresalen del resto: «Creo que si alguien tiene en casa una cocina, bien planificada y bien construida, completamente en negro, seguramente despertará mucho interés cuando reciba visitas de amigos y conocidos.» También los interioristas de Grüner detectan cierta tendencia hacia las cocinas negras, y no olvidan subrayar el hecho de que «se necesita valor para ponerse una cocina oscura o negra.» Pero quien se atreve a hacerlo, al final no pocas veces se ve recompensado con una pieza única de lujo, de la que siempre puede estar orgulloso.

Galería de imágenes

Schreinerei Singer

Photos cocina Schreinerei Singer: Steffen Beck, www.steffenbeck.com

Grüner GmbH

Photos cocina Grüner GmbH: Florian Thierer, www.florian-thierer.com

Share

Más Diseño y Arquitectura