Headerbild_SEO_LP_Kochfelder_L.jpg Headerbild_SEO_LP_Kochfelder_P.jpg

¿Qué placas hay en la cocina?

La pieza central de la cocina es su placa. Es el lugar donde nacen platos deliciosos, donde se experimenta la vida. Por tanto, es de vital importancia que la placa de cocina sea la que mejor responda a las preferencias y necesidades del cocinero. Afortunadamente hay una placa de cocina apropiada para cada tipo.

Diccionario breve de placas de cocina

Por lo general se distingue entre placas de cocina independientes y placas vinculadas a un fogón. Una placa independiente posee elementos de mando propios y ofrece una relativa libertad para su integración en la arquitectura de la cocina. El proyectista estará, en cambio, más limitado a la hora de colocar un fogón con placa de cocina y horno debajo. Las placas de cocina de BORA son básicamente independientes.

 

Vitrocerámica con inducción

Debajo de la placa vitrocerámica hay unas bobinas redondas y planas que, al cocinar, generan un campo electromagnético. Para que, a través del campo electromagnético, pueda generarse calor en la base del recipiente, esta deberá ser magnética (p. ej.: acero inoxidable, hierro fundido, hierro esmaltado); solo de este modo puede absorber la energía en forma de calor del campo magnético. Al cocinar con inducción, el riesgo de quemarse es relativamente reducido, ya que la generación del calor se concentra en la base del recipiente, y la zona circundante de la placa de cocción se calienta mucho menos, solo debido al calor que devuelve el recipiente de cocción. Con inducción, los tiempos de calentamiento son muy breves gracias a la función booster, y la temperatura puede regularse además con gran precisión. 

 

Vitrocerámica con inducción total

En las placas de cocción con inducción total, unas bobinas rectangulares generan igualmente un campo electromagnético. La forma rectangular de las bobinas permite generar, con ayuda de la función puente, una superficie muy amplia para cocinar. Esto significa que pueden colocarse más recipientes de cocción o recipientes más grandes en la placa de cocción. Mediante la función puente, pueden usarse incluso asadores de gran tamaño en la superficie de cocción. Gracias a la detección de ollas automática solo se activa la bobina sobre la que se encuentre un recipiente de cocción apto para inducción. La inducción total destaca, además de por esta flexibilidad al cocinar, también por un diseño atractivo y muy elegante, ya que en la superficie solo hay unas marcas divisorias de zonas muy discretas.

 

Pros y contras de las placas de inducción y de inducción total

Ventajas:

  • Ajuste preciso de la temperatura
  • Aporte inmediato de calor (sin fase de calentamiento)
  • Consumo energético reducido
  • Protección contra quemaduras porque solo se calienta el recipiente y no la zona de cocción

Desventajas:

  • Precio de compra superior que el de, por ejemplo, placas de cocina Ceran
  • Se necesitan ollas y sartenes especiales con base magnética

Placa vitrocerámica radiante

Una placa de cocina con radiador no es otra cosa que lo que a menudo se le llama placa de cocina Ceran. No obstante, en sentido estricto este concepto es erróneo. Una «placa Ceran» es simplemente una placa de vitrocerámica. Ceran es una marca de la empresa Schott AG, uno de los fabricantes líderes en el sector de vitrocerámicas de alta gama, por lo que a menudo se utiliza como sinónimo.
En el caso de las cocinas eléctricas de elementos radiantes, son unos serpentines térmicos lo que hay debajo de la placa vitrocerámica. En estas placas de cocción, la energía se transmite por simple radiación térmica. A diferencia de las placas de inducción, los elementos radiantes no disponen de una función automática de detección de ollas, por lo que las zonas de cocción que estén conectadas también se calientan aunque no haya ningún recipiente de cocción encima. Las placas de cocción de elementos radiantes son más baratas que las placas de inducción, pero consumen más energía que estas y son menos seguras, ya que la zona de cocción alcanza una temperatura muy elevada al cocinar. 

 

Pros y contras de las placas de cocina con radiación eléctrica

Ventajas:

  • Precio de adquisición comparativamente inferior
  • Manejo sencillo

Desventajas:

  • Mayor consumo energético que las placas de inducción
  • Fases de calentamiento y de permanencia del calor tras la operación
  • Peligro de quemaduras por alta temperatura de las zonas de cocción

Placa de gas

Entre los chefs de cocina, las placas de gas gozan de gran popularidad, aunque para la mayoría es una cuestión de filosofía. Confían ciegamente en la cocina con gas: el calor viene de una llama que se puede ajustar sin niveles. Esto quiere decir que una placa de gas puede calentar las ollas y sartenes rápidamente y con exactitud a la temperatura deseada. De igual modo que la llama está ahí nada más encender, también desaparece inmediatamente al apagar. La comida no sigue cociéndose; no hay peligro de que se queme.

Sin embargo, las placas vitrocerámicas de gas de hoy en día apenas tienen nada en común con los clásicos fogones de gas antiguos —ni en cuanto a apariencia ni en cuanto a función.

 

Descubra más detalles sobre BORA Professional

Pros y contras de las placas de gas

Ventajas:

  • Ajuste preciso de la temperatura
  • Con la llama se dispone de calor de manera muy directa
  • Importancia del factor emocional
  • Consumo energético reducido

Desventajas:

  • Conexión de gas necesaria
  •  Los soportes de las ollas se tienen que limpiar en el lavavajillas

Placa teppanyaki

Tepan, teppan yaki o teppanyaki… Hay numerosas ortografías para este tipo de placa de cocina. El significado es siempre el mismo: una plancha lisa de acero sobre la que se cocina directamente. Este tipo de placa se ha tomado prestada del arte culinario japonés. Al igual que en la cocina japonesa tradicional, el cocinero pone el pescado, la carne o la verdura directamente sobre el teppanyaki, que está integrado en la propia placa de cocina.

Por lo general, una placa teppanyaki tiene dos zonas de cocción que se pueden ajustar de forma separada. De este modo se puede utilizar un lado para marcar un bistec a fuego fuerte, mientras que en el otro lado se puede hacer la verdura más lentamente. Tanto BORA Professional como BORA Classic incluyen una placa teppanyaki en su surtido de placas de cocina. Por lo demás, ¡no tema que se queden pegados restos de comida! Una placa teppanyaki es fácil de limpiar. Basta con verter un poco de agua con vinagre sobre la placa y dejar actuar la mezcla un momento. La suciedad se retira entonces fácilmente con la espátula teppanyaki y una esponja. Para terminar, solo se necesita un poco de papel de cocina para retirar el agua y los últimos restos de comida.

 

Placa vitrocerámica con inducción y wok

La cocina asiática tiene otro utensilio con el que también se pueden preparar platos sanos y sabrosos: el wok En sus líneas Professional y Classic, BORA ofrece una placa vitrocerámica que lleva integrado un wok de inducción. La sartén wok ferromagnética correspondiente encaja perfectamente en el hueco cóncavo de la placa. De esta forma, el campo magnético que está debajo de la vitrocerámica calienta la comida rápidamente y en su punto justo. Otra ventaja frente a la cocción en wok sobre una placa de cocina eléctrica o de inducción plana es un consumo energético más eficiente.

 

Prácticas funciones adicionales para placas de cocina

¿Cómo debe ser su nueva placa de cocina? ¿Le gusta preparar algunos platos con gas y otros preferiblemente con inducción? ¿Por qué no reunir ambas opciones en una misma placa de cocina? ¿O quizás tiene cierta inclinación a experimentar en la cocina? Entonces quizás la solución perfecta sería una placa de inducción combinada con una placa teppanyaki. No importa por qué variante se decante: las placas de cocina BORA ofrecen en todos los casos numerosas y prácticas funciones adicionales aparte del extractor —integrado siempre en la placa—, que mantiene el aire limpio.

Descubra todas las ventajas de BORA

Función mantenimiento de temperatura

¿La comida ya está preparada pero los comensales se retrasan? Ningún problema con una placa de cocina con función de mantenimiento de temperatura variable como la que ofrece BORA. Los tres niveles de mantenimiento de temperatura disponibles conservan los platos calientes a una temperatura constante de 42, 74 o 94 °C. Truco: esta función es también ideal para derretir mantequilla o chocolate.

Dispositivo de seguridad para niños

Un momento de descuido y el pequeño de tres años ha encendido la placa de cocina. Algo que no habría pasado con un dispositivo de seguridad para niños. Este dispositivo evita también que uno mismo active accidentalmente la zona de cocción.

Sistema automático de precalentamiento

Práctico si se están realizando simultáneamente distintas operaciones de cocción: si una zona de cocción está ajustada para precalentamiento automático, durante un tiempo funcionará al nivel total de potencia antes de que vuelva automáticamente al nivel de potencia de cocción continua configurado.

Función puente

Con la función puente se pueden unir entre sí dos zonas de cocción de una placa de inducción total, por ejemplo para colocar un asador alargado. La zona de cocción combinada se controla por medio de un elemento de mando.

Función de pausa

¿Están llamando a la puerta y desea interrumpir brevemente la operación de cocción? Con la función de pausa se desconectan provisionalmente de manera automática todas las zonas de cocción. Al cancelar la función, se retoma inmediatamente el funcionamiento con los ajustes iniciales.

Funciones de temporizador

Los tiempos en la cocina tienen siempre un papel muy importante. Con las funciones de temporizador, el cocinero o la cocinera los tendrá siempre bajo control. Con el sistema automático de desconexión, una zona de cocción se desconecta por sí misma transcurrido un tiempo predefinido. Mediante una señal óptica y acústica, el temporizador de tiempo corto indica cuándo ha finalizado un tiempo ajustado.

Cuidados y limpieza de las placas de cocina

Ya sea con inducción, inducción total, radiación o un wok de inducción integrado, los cuidados y limpieza de una placa vitrocerámica de BORA resultan siempre fáciles. La mejor forma de retirar los restos de comida más bastos o pegados es con una rasqueta especial de metal, mientras que la suciedad ligera se elimina fácilmente con un paño suave y un producto limpiador para vitrocerámica.

Placas de cocina a su gusto

Para cada cocinero/a la técnica perfecta: con BORA puede elegir de un amplio surtido la placa de cocina con extractor que mejor se adapte a sus necesidades. BORA Professional y BORA Classic ofrecen la posibilidad de combinar numerosos componentes que respondan a los requisitos individuales de la placa de cocina de sus sueños. Con los sistemas compactos BORA Basic y BORA Pure hay disponibles distintas variantes de placas de cocina con extractor donde elegir.