Una cocina de ensueño bajo el tejado

Una cocina de ensueño bajo el tejado

Muy cerca del cielo: vivir bajo el tejado puede ser precioso. Sobre todo, si la vivienda abuhardillada se decora con tanto gusto y elegancia como esta cocina que encargó una joven pareja al realizar una rehabilitación estructural de su casa.

De la construcción original básicamente solo quedan las paredes exteriores de la casa. Los propietarios decidieron hacer un saneamiento integral de la construcción antigua, situada en el terreno de los padres. Así pues, se vació el edificio por completo para construir en el interior dos modernos apartamentos: uno en la primera planta y otro bajo el tejado. Ellos decidieron vivir en la buhardilla, convertida en un luminoso loft. Gracias a las amplias ventanas de tejado y al hastial completamente acristalado, en el espacio abierto de cocina, comedor y salón, casi se tiene la sensación de estar al aire libre. Desde la galería se puede disfrutar de amplias vistas al campo, al cielo y también a la cocina.

Estudio de cocinas: inpuncto Küchen und Möbel, www.inpuncto-kuechen-moebel.de

BORA X Pure placa de inducción total con extractor de superficie integrado, recirculación

Créditos fotografía: Chris Krüglstein

Diseño limpio de cocina

Ambos querían una decoración clara y adecuada al estilo loft de su vivienda, sin demasiados trastos que distrajeran la vista. Estos deseos se los trasladaron a su proyectista para la cocina, Klaus Harder, director del estudio inpuncto Küchen de Constanza (Alemania): la cocina debía tener un diseño de líneas rectas, frontales sin tiradores, un horno combinado, una cafetera integrable y una vaporera, así como un extractor de vapores hacia abajo. Esto último era importante para ellos porque no querían que una campana extractora a la altura de los ojos obstaculizara las vistas y el diseño claro de la cocina. Por otro lado, con los techos inclinados y la ventana de tejado habría sido muy difícil colgar una campana porque tampoco se planteaban cambiar la distribución de la cocina. Tenía que ser una isla de cocina independiente.

La placa de cocción con el sistema de extracción BORA X Pure era perfecta para su idea de la cocina. Se integra de manera totalmente armónica en el diseño moderado de los muebles y los frontales de la cocina, entre otras razones, porque va enrasado en la encimera. La estética sobria de BORA X Pure también sedujo a esta pareja de amantes del diseño. Sobre la encimera clara de Neolith, destaca por su color negro, que conecta ópticamente con los electrodomésticos negros instalados en la pared de color claro debajo del techo inclinado.

El reto de los techos inclinados

Aunque la extraordinaria cubicación del espacio debida a los techos inclinados es estéticamente muy atractiva, supuso todo un reto para el proyecto y el montaje de la cocina. Era necesario aprovechar el espacio que quedaba debajo de los techos inclinados para los muebles de cocina, así que desde primera hora estuvo claro que los armarios tendrían que fabricarse a medida y adaptarse a su hueco. Una tarea que resultó no ser tan fácil. Los profesionales realizaron un trabajo milimétrico para encajar los armarios. Pero el resultado demuestra que el esfuerzo mereció la pena. El frontal del armario se integra con total fluidez en la superficie de la pared, como si ese hubiera sido siempre su sitio.

Hábil combinación de materiales y color

Aunque no hay ni tiradores ni salientes que subdividan la arquitectura de la cocina, el efecto del conjunto no es aburrido ni mucho menos. Esto es gracias a la hábil combinación de los colores y las superficies. Mientras que unos frontales color platinum metallic mate vidriado envuelven la isla de cocina, las superficies de los armarios altos van barnizados en marrón trufa mate satinado. Por su parte, la encimera sutilmente amarmolada aporta viveza al conjunto sin que con ello se reduzca su aspecto calmo. De esta manera se creó una cocina de ensueño, diáfana y armónica bajo el tejado.

Dentro de BORA

experimentar más

Dentro de BORA

experimentar más