MARAVILLOSO MÁRMOL - Villa Naarden

MARAVILLOSO MÁRMOL - Villa Naarden

Como esculpido en una roca: este es el efecto que produce el mostrador de mármol visto desde la zona de comedor. Solo al observarlo desde el otro lado, se ve que no se trata en absoluto de un monolito macizo, sino de una encimera de mármol y un revestimiento de piedra inteligentemente colocado en los muebles de la cocina. Además de la propia piedra natural, el sistema de placa de cocción BORA Pure también es responsable del éxito de esta asombrosa ilusión óptica. La piedra se luce precisamente porque no pretende acaparar la atención.

Créditos fotografía:

Diseño de la cocina: Eginstill, www.eginstill.com

Placa de inducción BORA Pure con extractor de superficie integrado

Fotos: Patrick van Riemsdijk

La palabra mármol deriva del griego antiguo «marmaros», que puede traducirse como «brillante». Tras el pulido sale a la luz una superficie brillante que es característica de esta piedra natural noble. Por lo demás, el mármol puede encontrarse con una enorme variedad de colores y dibujos en las canteras de todo el mundo. Puede tener reflejos rojos, verdes e incluso azules o, como en esta cocina, un brillo plateado, con un veteado oscuro, casi negro, como contraste. No es de extrañar que esta piedra se llame Silver Roots. La propietaria de la casa, interiorista y entusiasta del diseño, Anouk van den Brink, que presenta sus ideas y diseños a un público cada vez mayor en su blog de Instagram Sala_interior, quería precisamente este mármol para su nueva cocina, como elegante centro de atención en un entorno, por lo demás, bastante sobrio.

Así pues, los diseñadores de Eginstill, un colectivo de artesanos de Ámsterdam con predilección por lo atemporal, usaron un truco: manteniendo el resto de la cocina extremadamente tranquila y sobria, dieron el escenario perfecto a esta piedra de revoltoso veteado. Los armarios de la cocina, por ejemplo, se dotaron de un frontal de roble oscuro sin tiradores y todos los electrodomésticos se eligieron con frontales negros. Por su parte, el mármol y el roble irradian una atmósfera totalmente cálida y natural.

Un bloque de piedra para cocinar

Las placas de mármol alrededor del mostrador estilo isla, que, visto desde la zona de comedor, da la impresión de ser de una sola pieza, constituyen el elemento óptico más destacado de la cocina. La placa de cocción BORA Pure con extractor integrado hacia abajo casi parece fundirse con la superficie brillante de mármol de la isla de cocina. Descansa completamente enrasada en la superficie de piedra. En modo Standby, el mando de la placa de cocción es prácticamente invisible y, solo tras un segundo vistazo, se hace evidente que el bloque de piedra está ahí para cocinar.

El mármol también vive

Como material natural, el mármol envejece con el tiempo. Aunque la superficie de las encimeras de mármol suele estar pretratada para hacerla más resistente, la piedra es sensible a las manchas. Sobre todo, los ácidos de las frutas, pero también los líquidos, pueden dejar su huella si no se limpian con la suficiente rapidez. Con el paso de los años, también serán inevitables las marcas de arañazos y desgaste. Se forma la típica pátina del mármol. Si llega un momento en que esta parezca excesiva, siempre se puede pulir la encimera de piedra natural. Después del tratamiento, el mármol volverá a parecer como nuevo. Una razón más por la que este material natural de alta calidad y atemporal está actualmente de moda para las cocinas.

Dentro de BORA

experimentar más

Dentro de BORA

experimentar más