El principio BORA

El principio BORA


o la física puede ser tan hermosa.

 

No dejamos que los vapores de cocción se eleven sino que los aspiramos donde se producen: directamente en la placa de cocina, directamente de la olla, cazuela, sartén o parrilla. No se trata de magia sino de la aplicación de las leyes físicas según los principios de la dinámica de fluidos. Para ello generamos un flujo transversal mayor que la velocidad de elevación de los vapores de cocción.

 

 

 

BORA Ventaja

Aire fresco

La ventaja del aire fresco: o el placer de cocinar a gusto

Cuanto más se dispersan los vapores de cocción antes de ser aspirados, más se distribuyen las partículas de olor y grasa en el ambiente y más penetran en los tejidos y se depositan en la superficie de los muebles. En consecuencia, la velada se acaba, pero los olores de los platos fritos, cocidos o a la parrilla acompañan a los cocineros y los comensales durante un largo rato. Con BORA, todo eso se acabó. Las partículas de grasa liberadas al cocinar ya no se distribuyen por el ambiente, sino que son aspiradas por el filtro de grasa de acero inoxidable. En consecuencia, ahora puede cocinar como si estuviera al aire libre. Al terminar, basta con cerrar la tapa: los olores se quedan en el filtro.


Vista libre

La ventaja de una vista despejada: adiós al obstáculo de la campana

Con BORA se liberará de las incomodidades de las campanas extractoras convencionales. Adiós a los golpes contra cantos y esquinas a la altura de la cabeza. Olvídese de cocinar encorvado y de los vapores molestos que le tapan la vista o le empañan las gafas. Disfrute de un horizonte despejado. Especialmente en el caso de las cocinas abiertas, gracias a BORA los cocineros de la casa dejan de verse marginados y pasan a formar
parte de la reunión.


Libertad de planificación

Nuevas posibilidades en el diseño arquitectónico de las cocinas.

Además de las muchas ventajas técnicas de las que puede disfrutar, BORA también convence especialmente con las nuevas posibilidades en la planificación de la cocina. Puede hacer todo aquello que siempre había deseado hacer. Cocinar delante de la ventana, en la buhardilla, en una isla de cocina sin una campana molesta, disfrutar de más espacio para armarios colgantes en cocinas pequeñas, minimalismo sin juntas ... De este modo, BORA es la pauta a seguir para una nueva estética en las cocinas sin una molesta campana extractora de humos.


Silencio

La ventaja del silencio: notablemente más silencioso que las campanas tradicionales

El ruido es sinónimo de estrés. Desgraciadamente, en muchas situaciones de nuestra vida cotidiana no podemos evitarlo. Pero, entonces, ¿por qué al cocinar nos exponemos voluntariamente al ruido de una campana extractora? Estamos hablando de una carga directa de 70 dB (A) a la altura de la cabeza: demasiado ruido, definitivamente, y demasiado estrés.
A potencia máxima, el nivel de ruido que genera BORA es incluso más bajo que el que produce un filete cuando lo hacemos a la plancha. Esto es posible gracias a su sofisticada técnica, con motores de funcionamiento silencioso que, además, ahora pasan a situarse en el zócalo, y no a la altura de la cabeza. Del resto se ocupa el acoplamiento perfecto, para que usted solo tenga que dedicarse al placer de cocinar.
Por otra parte, el silenciador integrado se encarga de insonorizar aún más el bajo ruido producido.


Eficacia

La ventaja de la eficacia: centrarse en lo esencial

Las campanas extractoras convencionales consumen muchos recursos para obtener un rendimiento proporcionalmente bajo. Los vapores y olores recorren largas distancias hasta ser aspirados. En la mayoría de los casos, no se llega a aspirar la totalidad delos vapores, perdiéndose la mitad por el
camino. Los extractores de superficie BORA son la solución inteligente y de alta eficacia. La mejor prueba de ello: su valor Cleanrate del 100 % a la altura de la cabeza, gracias a la velocidad de flujo aplicada de manera inteligente y a la innovadora tecnología de los motores, que se encargan de aspirar los vapores directamente donde se producen. Sin rodeos. Sin malgastar innecesariamente un gran volumen de aire. Y con un efecto secundario más que agradable: con BORA, por si fuera poco, también ahorrará energía.


Limpieza sencilla

La ventaja de una limpieza sencilla: ¿por qué hacerlo difícil, pudiendo hacerlo fácil?

La limpieza de las campanas extractoras es un problema de por sí; resulta laboriosa, requiere tiempo y, a menudo, herramientas – todo ello con dudosos resultados: esa es la realidad tanto de las piezas interiores como de las grandes superficies exteriores.
Con BORA, todo es distinto. Nuestros innovadores productos no solo le ayudan a disfrutar aún más de la cocina y a vivirla con más alegría, sino que también demuestran sus excelentes cualidades en el día a día gracias a su fácil limpieza y mantenimiento. Las tres piezas móviles se pueden desmontar a mano sin necesidad de herramientas: más sencillo imposible. Después, basta con meterlas en el lavavajillas... ¡y listo!


Mejores materiales

La ventaja de contar con los mejores materiales: alta funcionalidad y larga vida útil

Cuando se trata de la calidad de nuestros productos, solo nos conformamos con lo mejor. Hemos aunado materiales de primera calidad que garantizan una alta funcionalidad y una larga vida útil en un sistema Premium sin concesiones. Todas las piezas metálicas de los extractores de superficie BORA están fabricadas en acero inoxidable puro. Nuestras placas de cocción HiLight y de inducción están elaboradas con vitrocerámica libre de metales pesados. Es nuestro compromiso para que disfrute del placer de cocinar con BORA durante muchos años.


100% Cleanrate

Cleanrate

100% de Cleanrate para BORA

Hasta ahora, la eficiencia de las campanas extractoras de humos se valoraba con la norma DIN EN 61591. La valoración incluye la potencia del ventilador, la reducción de olores y la separación de grasas. Además, la determinación del valor MEK (porcentaje de metiletilcetona en el aire interior) permite medir la eliminación de cargas de cocción en el ambiente.

Para poder comparar objetivamente la eficiencia de diferentes sistemas de extracción de humos se ha desarrollado el método Cleanrate

Con un sistema de extracción efectivo se consigue cocinar como al aire libre: en este caso se consigue un valor Cleanrate del 100%. Las mediciones según el método Cleanrate demuestran que BORA consigue un 100% de Cleanrate, valor con el que las campanas de extracción de humos tradicionales solo pueden soñar.

BORA