Lista de comprobación para hornos de vapor: ¡encuentre el adecuado!

Lista de comprobación para hornos de vapor: ¡encuentre el adecuado!

¿Qué se debe tener en cuenta antes de comprar un horno de vapor? ¿Qué sistema es el más adecuado para qué requisitos? Los consejos de compra de nuestra lista de comprobación le ayudarán a encontrar el aparato que mejor se adapte a su cocina y a sus necesidades.

 

1. ¿Qué sistema de alimentación de agua elegir?

La primera pregunta que hay que responder a la hora de decidir qué horno de vapor elegir es cuál será el sistema de alimentación de agua. Hay tres formas diferentes de suministrar el agua a los hornos de vapor. La variante más sencilla son aparatos con una cavidad en la base que se llena de agua. Otra variante algo más cómoda es la de los aparatos con un depósito o un cajón para el agua. Ambos sistemas son apropiados sobre todo para equipar cocinas ya instaladas en las que no se dispone de toma de agua en la zona del horno. No obstante, una posible desventaja de estos sistemas es que el agua no sea suficiente. Así pues, tendría que rellenar el depósito de agua mientras se está preparando la comida en la cámara de cocción.
En cambio, esto no ocurrirá con un horno de vapor con toma fija de agua. Si se trata de un proyecto de cocina nueva o de reforma integral de una cocina antigua, la mayoría de las veces es posible planificar e instalar conducciones de agua al horno. En este caso, la mejor solución será un horno de vapor con toma fija de agua.

 

2. ¿Para qué usará principalmente el horno de vapor?

Esta quizás sea la pregunta más importante que debe plantearse antes de comprar un horno de vapor. De la respuesta dependen las funciones que deberá tener el aparato. En general, por horno de vapor se entiende un aparato combinado que consta de horno con vaporera. Esto significa que un buen horno de vapor se puede usar tanto para cocinar al vapor como para hornear y asar. Además también puede hornear al vapor, método con el que muchas recetas quedan mejor. Por ejemplo, pan: gracias a las pulverizaciones de vapor en intervalos regulares, el pan queda crujiente y esponjoso. Algunos hornos de vapor modernos ofrecen otras formas de cocción adicionales como el método sous vide o programas automáticos. Así pues, reflexione sobre qué métodos desea poder utilizar y qué funciones adicionales son importantes para usted (véase el apartado 3).
Dato interesante: además de los hornos de vapor integrales, también hay hornos convencionales que tienen una función de pulverización de vapor. Pero estos aparatos no sirven como ollas vaporas.

3. ¿Qué funciones adicionales debe ofrecer el horno de vapor?

Esta pregunta está directamente relacionada con la pregunta número 2. Ya sea para cocer al vapor, hornear o asar, con cualquier función de un horno de vapor se han de poder ajustar siempre el tiempo y la temperatura necesarios para la comida que se vaya a preparar. Este es el equipamiento básico. Más allá de este, algunos aparatos ofrecen programas automáticos especiales que hacen más fácil para el cocinero la preparación de los platos. El usuario solo tendrá que seleccionar el alimento con el peso correspondiente; el tiempo y la temperatura los ajusta entonces automáticamente el horno de vapor. Quien desee disfrutar de estos elementos de confort deberá informarse antes de comprar el aparato de cuántas funciones de ayuda de este tipo ofrece y cuáles son.
Asimismo los hornos de vapor de alta calidad disponen de otras funciones como la de desinfección o esterilización, sous vide, precalentamiento de vajilla, mantenimiento de temperatura o regeneración, que es como se denomina el método cuidadoso con el que se recalienta algo al vapor. Otros elementos que se pueden encontrar en los aparatos de alta calidad son un dispositivo de seguridad para niños y un termómetro para carne integrado.

 

4. ¿Cómo se usa el aparato?

El movimiento se demuestra andando. Por eso, una visita a la tienda de cocinas es obligada antes de decidir qué aparato comprar. Pruebe allí los distintos hornos de vapor. Solo de esta forma podrá saber si el manejo a través de la pantalla resulta intuitivo y —lo que es más importante— si a usted personalmente le agrada. También puede comprobar si el manejo del horno de vapor le resulta ergonómico. ¿Se abre fácilmente la cámara de cocción? Consejo: pida también que se instale el aparato en su cocina a la altura del pecho. De esta forma no será necesario hacer acrobacias después para poder manejarlo y su espalda se lo agradecerá.

 

5. ¿Le convence el aspecto estético?

En la tienda de cocinas puede ver también directamente si le gusta la estética del horno. ¿Queda bien su aspecto exterior dentro del conjunto de la cocina? ¿La pantalla tiene un diseño atractivo? Muy elegantes quedan, por ejemplo, los frontales de cristal o los diseñados completamente en negro.

6. ¿Resulta fácil limpiar el horno de vapor?

Un horno de vapor es un moderno electrodoméstico de cocina en el que se ejecutan todo tipo de programas y funciones de forma totalmente automática. De un aparato de alta tecnología como este cabe esperar que su limpieza resulte tan sencilla como la preparación de la comida. Los hornos de vapor de alta calidad están, pues, equipados con programas especiales de autolimpieza que reducen al máximo el esfuerzo que debe hacer usted a la hora de limpiarlos. Por tanto, cuando elija un horno de vapor compruebe que cuenta también con un programa de limpieza de este tipo para reblandecer con vapor los restos adheridos de forma que se puedan eliminar después con un paño sin mucho esfuerzo. En la tienda de cocinas eche también un vistazo al interior del aparato y pregúntese: ¿hay esquinas y bordes a los que es difícil acceder con el paño o se puede limpiar todo fácilmente?
Para prolongar su vida útil, el horno de vapor se debe descalcificar además regularmente. La frecuencia con la debe realizarse la descalcificación dependerá de la dureza del agua. Algunos aparatos ofrecen una práctica función de recordatorio cuando queda poco tiempo para la siguiente descalcificación. De este modo, el usuario puede preparar todo para la descalcificación y comprar si es necesario el producto descalcificador recomendado por el fabricante. 

 

7. ¿Cuánto consume el aparato?

Otro aspecto muy importante a tener en cuenta antes de la compra es la eficiencia energética en la que se clasifica el aparato. Los aparatos con una clasificación inferior A es conveniente no incluirlos desde primera hora en los preferidos. Aunque también dentro de la clase A hay diferencias: Cuantos más signos + vayan detrás de la A, menor será el consumo energético del horno de vapor. Un aparato de la clase A+ puede consumir hasta un 30 % menos de corriente que uno de la clase A.