Menú
Productos Experimentar
MÁS AIRE LIMPIO AL COCINAR… IMPOSIBLE

MÁS AIRE LIMPIO AL COCINAR… IMPOSIBLE

EL DISEÑADOR DE LA COCINA SUPO CONVENCER A LOS PROPIETARIOS DE LA VIVIENDA, QUE OLVIDARON SUS RETICENCIAS Y SE DECIDIERON POR UN SISTEMA DE EXTRACCIÓN DE SUPERFICIE BORA Basic. LA NUEVA COCINA DEL APARTAMENTO, EN UN INSÓLITO COLOR VERDE OSCURO, PASÓ LA PRUEBA PRÁCTICA A LA PRIMERA.

Nippes es un distrito de Colonia dinámico, multicultural y muy verde. Entre los jóvenes, los apartamentos en este barrio están muy solicitados, sobre todo si tienen un diseño tipo loft tan luminoso y abierto como este apartamento que un padre compró para su hija en la buhardilla de un bloque recién construido. «Ambos —padre e hija— tienen un marcado sentido de la estética y un gran interés por el diseño», explica Jonas Buividavicus, dueño de la empresa jb stahldesign, a quien el propietario de la vivienda encargó el proyecto de la cocina. «Los arquitectos del edificio ya habían planificado el espacio para la cocina bajo los tragaluces y colocado correspondientemente los enchufes y conexiones», cuenta este experto en cocinas. «Sin embargo, esta propuesta no coincidía en modo alguno con los deseos de los propietarios de la vivienda.» Así pues, se puso manos a la obra en el boceto de una nueva cocina funcional con elegantes frontales lacados, una encimera estrecha y, sobre todo, una distribución tranquila y claramente estructurada. 

Aunque esto era más fácil decirlo que hacerlo: La ventana no permitía utilizar ese lado para una campana extractora, de modo que solo quedaba libre la segunda rama de la cocina en L para el fogón con la campana. «Pronto me di cuenta de que la campana extractora a la altura de la cabeza nos dejaría sin espacio para otros electrodomésticos necesarios como el horno o el frigorífico, y que impediría el diseño bien estructurado que se buscaba con anchos de armarios iguales», recuerda Jonas Buividavicus. La solución: una placa de cocción BORA con un sistema de extracción hacia abajo integrado, que podía colocarse en el lado de la ventana. Así se dejaba suficiente espacio libre en el otro lado para una distribución homogénea del frontal verde oscuro con armarios de pared. 

Sin embargo, cuando le presentó su idea al propietario y padre de la futura habitante de la vivienda, este no se mostró muy entusiasmado. Desconfiaba de que la extracción hacia abajo funcionara. La visita a una demostración de cocina en la Feria Internacional del Mueble en Colonia fue lo que le hizo cambiar de opinión: la demostración en directo en una placa BORA con un eficaz extractor convenció al escéptico, de manera que al final dio luz verde para que se instalara, sobre todo teniendo en cuenta que el diseñador de la cocina presentó otra mejora al proyecto: «Para reducir al mínimo las salpicaduras de grasa sobre la ventana cuando se cocina, hemos elegido una encimera con 67 cm extra de profundidad. Pero si de vez en cuando cae alguna gota en el cristal, la ventana se limpia con relativa facilidad» —al igual que la encimera, fabricada en Fenix, un material nanotecnológico aterciopelado que tiene el mismo efecto que un revestimiento antihuellas digitales.

La inusual distribución de la cocina ofrece una ventaja más: los días que haga bueno, la habitante del apartamento podrá cocinar en su cocina funcional de diseño con la ventana abierta. Más aire limpio en la cocina… imposible. Así, a nadie extraña la conclusión de todos los implicados: «Estamos encantados con la solución BORA.»

Proyecto de la cocina: jb stahldesign GmbH, www.jbstahldesign.de 

Sistema BORA: BORA Basic

Fotos: Sven Keitlinghaus

Dentro de BORA

Dentro de BORA