BORA_Landingpage_Oss_meets_Ondra_L.jpg BORA_Landingpage_Oss_meets_Ondra_P.jpg

Un día de convivencia entre el ciclista profesional del BORA – hansgrohe Daniel Oss y la figura de la escalada Adam Ondra

Montar en bici, escalar y cocinar para reunir lo mejor de dos mundos

En BORA no solo sentimos pasión por nuestros productos y por el ciclismo, sino que también nos encantan los retos extraordinarios. Cuando dos fenómenos dentro de sus disciplinas como son Daniel Oss, ciclista italiano del equipo BORA – hansgrohe, y el checo Adam Ondra, as de la escalada, se intercambian los papeles, pasa justamente eso: un desafío muy especial en la bicicleta y en la roca, además de un interesante intercambio en la posterior conversación mientras cocinan.

2___Oss_PortraitP7200021_Ralph_Scherzer.jpg

Daniel Oss, un ciclista profesional con amplitud de miras

Daniel Oss llegó en 2018 al equipo BORA – hansgrohe como amigo y antiguo compañero de equipo de Peter Sagan. A sus 33 años, este italiano espigado natural del Lago Garda se presta siempre a pasar un buen rato, contagia su buen humor y es el trabajador en equipo por excelencia. A Daniel siempre le ha encantado el ciclismo, ya desde niño, aunque la pasión por este deporte no le viene de familia. Pero Daniel tiene sus propios gustos y es muy polifacético en sus intereses: ama la música, toca el bajo, y es una persona profunda y creativa que sabe mirar más allá de su propia rutina deportiva profesional. Sus vídeos, originales y divertidos, son muy populares entre los aficionados al ciclismo. Durante el entrenamiento, a Daniel también le gusta probar cosas nuevas y entretiene con proyectos propios como el «Just Ride», con el que pretende transmitir a sus fans su amor por la bicicleta y, al mismo tiempo, un pedazo de la cultura italiana del ciclismo.

 

Dentro del equipo, Daniel Oss desempeña el papel de «teniente» para el tricampeón mundial y estrella del rock del ciclismo Peter Sagan. En todas las carreras importantes está al lado de su capitán aportando su experiencia y su potencia. Su especialidad son las carreras clásicas de un día, como los «monumentos del ciclismo» Milán–San Remo, el Tour de Flandes y la París–Roubaix.

 

Entre los escaladores, la cuna de Daniel en el Lago Garda es un objetivo muy popular, aunque él mismo nunca ha tenido la oportunidad de probar este deporte. Pero siendo alguien que siempre está abierto a hacer cosas nuevas, no hubo que convencer a Daniel para que conociera al célebre escalador Adam Ondra e intercambiara con él sus puntos de vista sobre el deporte, la vida y sobre el placer del buen comer.

3__DSC02432_by_Bernardo_Gimenez.JPG

Adam Ondra, un dios de la roca muy normal

Adam Ondra es descrito como el escalador más sobresaliente de su generación. Nadie más que él sabe combinar de manera tan notable las distintas facetas de la escalada. Esto lo convierte en uno de los favoritos y en la gran esperanza de la República Checa para los Juegos Olímpicos de verano de Tokio en 2021. Ondra cuenta ya con 4 títulos de campeón mundial,19 victorias más 4 victorias generales de la Copa del Mundo en las disciplinas de dificultad y búlder interior, y actualmente está preparándose a fondo para Tokio, donde sus disciplinas serán olímpicas por primera vez. Tiene en su haber numerosas aperturas de vías y las rutas más difíciles del mundo. Adam tiene además intereses muy variados, estudió Economía y habla seis idiomas. Tan espectacular como es verlo escalar, lo son también su «normalidad», simpatía y modestia en el día a día. Con razón goza de gran adoración entre la comunidad escaladora y sus muchos fans lo acompañan online en sus aventuras de escalada por todo el mundo. En las publicaciones semanales de su videoblog, Adam Ondra divierte a sus seguidores mostrándoles cómo es su rutina diaria de entrenamiento, sus viajes y su alimentación.

 

Una persona que inspira y busca constantemente nueva inspiración; en pocas palabras: el candidato ideal para reunirlo con el ciclista Daniel Oss y acercarlo al mundo del ciclismo.

4___OssOndra_Radeln_IMG_7616_BORA.JPG

¿Máquinas de alta tecnología autopropulsadas o condición física en lugar de carbono?

Se dice que todo el mundo sabe montar en bici, pero las máquinas de alta tecnología con pedales de clip no son bicicletas fáciles. Adam Ondra se atrevió con una inusual excursión en un deporte que no es el suyo y que supuso su primera toma de contacto con una bicicleta de carreras. Para un escalador, que está acostumbrado a enfrentarse continuamente a nuevos retos y a dejar fluir su creatividad en prácticamente todos sus movimientos, supone un desafío muy especial el pasar varias horas «solamente» en posición sentada. Una gran diferencia entre los campeonatos de escalada y las carreras ciclistas es que los escaladores no conocen sus «recorridos» o vías de escalada antes del campeonato y, por tanto, deben ser capaces de improvisar a la perfección. La creatividad en el ciclismo radica más bien en el trabajo conjunto dentro del equipo, en la estrategia de equipo, que debe adaptarse a cada situación de la carrera para situarse al final a la cabeza. Pero Adam primero tuvo que aprender a manejar la bicicleta de carreras, no a echar carreras. Es una diferencia sutil pero importante. El valiente Adam eligió directamente los pedales de clip, que bloquean la zapatilla en el pedal para transmitir así más fuerza a este. Él se imaginaba que una bicicleta de alta tecnología como esta casi rodaría sola. Casi. Por suerte iba con Daniel al lado aconsejándole en qué marcha y a qué ritmo pedalear por los serpenteantes caminos de subida al lago Piburg, donde ambos pudieron disfrutar de las extraordinarias vistas.

 

5___MG_9399-1_by_Bernardo_Gimenez.JPG

¿Qué comen los deportistas durante una competición?

Ambos se interesaron durante su recorrido en bicicleta por la alimentación del otro antes y durante las competiciones. Constataron que hay grandes diferencias al respecto entre ambos deportes. Mientras que los escaladores llenan sus reservas mucho tiempo antes del comienzo y que para la competición en sí solo se avituallan con lo necesario, los ciclistas comen continuamente incluso durante la carrera. Daniel le explicó a Adam que para los ciclistas es muy importante la variedad y que durante una carrera se come sobre todo mucho dulce. Una gran parte del avituallamiento durante la carrera se toma en forma de bebidas de electrolitos. Otra anécdota interesante de su día a día en la bicicleta es que, a lo largo de una vuelta de 3 semanas, el gusto va cambiando y a uno cada vez le apetecen más comidas sabrosas.

 

A Adam este movimiento al que no está acostumbrado le resultó bastante agotador, pero a pesar de ello, no lo hizo nada mal. Pero una salida en bici como esta, necesariamente tenía que terminar con un duelo en el sprint final porque la ambición y ese punto competitivo están en el ADN de todo deportista de élite que se precie. Al final, Adam se dio cuenta de que su ilusión de una bicicleta de carreras que va sola no se corresponde exactamente con la realidad y tuvo que darse por vencido frente a Daniel en el sprint de subida en la montaña por muy poco. Por supuesto, esto pedía una revancha en la pared de escalada.

6___IMG_9342_BORA.jpg

Subida en vertical en lugar de caminos serpenteantes

Daniel Oss, sobre todo corredor de clásicas —y no precisamente especialista de alta montaña— tuvo que cambiar su punto cardinal en la espectacular Engelswand, una pared de los Alpes de Ötztal en el Tirol, y respirar profundamente porque la subida era literalmente vertical. Por eso su estupefacción no fue poca cuando vio lo fácil que le resultaba a Adam trepar y asegurar la ruta. Aquí era él quien estaba en su elemento.

 

Aunque el primer obstáculo para Daniel fue ponerse el calzado de escalada. Los escaladores profesionales como Adam Ondra eligen zapatillas 3 o 4 tallas inferiores a su número normal de calzado. Aunque las zapatillas de Daniel no eran tan pequeñas porque, con los principiantes, el foco no se pone en pisadas pequeñas sino en una técnica y una elección de vía en la pared correctas. En los primeros metros se vio ya que Daniel realizaba una ruta ligeramente diferente a la preparada para él por Adam. Así que Adam tuvo que corregirlo y gritarle algunos avisos y aclaraciones. Más de una vez Daniel no pudo reprimir un «¡Mamma mia!» y se dio cuenta de que tener resistencia en las piernas no equivale automáticamente a tenerla también en los brazos. La vía era muy exigente para un novato, pero con la ayuda de Adam, consiguieron que Daniel alcanzara la cima de la ruta. Algo de lo que Daniel pudo sentirse orgulloso, y también algo aliviado.

7___IMG_20200611_132331_by_Katerina_Kuratkova.jpg

Clásicos italianos y tradición checa en la cocina

Toda buena fiesta termina en la cocina; como esta fiesta de intercambio deportivo. Las nuevas experiencias no solo dieron hambre, sino que también merecían ser comentadas tranquilamente con una buena comida. No se escatimó en elementos típicos de la gastronomía de cada país. Los dos deportistas crearon una nueva receta a partir de clásicos italianos y cocina tradicional checa, y prepararon unas truchas con setas y salsa de espárragos y eneldo, además de un risotto de espárragos italiano.

 

Lo que no sabía Adam Ondra es que un verdadero chef italiano habla con su risotto mientras lo está preparando. ¿Qué le cuento al risotto? ¿Y entiende inglés o solo italiano? Al igual que en el deporte, Adam y Daniel enfocan su plato de manera muy diferente. Adam explica que le gusta ser creativo en la cocina; nunca se guía por una receta, sino que prefiere el estilo libre, mientras que el risotto de Daniel sigue la tradición al pie de la letra. Hay unas reglas muy precisas: se le debe «alimentar» continuamente con caldo —a veces vino— para que quede perfecto.

 

El resultado fue más que patente: Adam certifica a Daniel que ha sido el mejor risotto que ha comido jamás. Con seguridad, ambos se llevarán a casa esta receta de nueva creación para incorporarla a su planificación de comidas. Y entre ellos ya no se perderán la pista después de este extraordinario e inspirador día. Porque el deporte y el paladar unen.

Más sobre este reto deportivo y culinario entre Daniel Oss y Adam Ondra en el vídeo:

Photo Credit:

1. Katerina Kuratkova
2. BORA - hansgrohe / Ralph Scherzer
3. Adam Ondra / Bernardo Gimenez
4. BORA
5. Adam Ondra / Bernardo Gimenez
6. BORA
7. Katerina Kuratkova

Share

Síganos en